Nada

Jordi Galí

19/11/73. (Sala 014)

Se colocaron en la sala una serie de cajas transparentes, en cuyo interior unas letras de neón, en cursiva, dibujaban la palabra NADA.

La sala completamente blanca, las luces del neón y sus reflejos creaban un “environment”. Juega con el sentido de la palabra “Nada” a la vez que con los vacíos de la sala, las cajas y el mismo tiempo. Todo se completa en una vertiente técnica y estética.

En el cartel utilizado para esta exposición, hecho a mano por Galí, dibujó unas manos que sostenían la palabra “nada” hecho con hilo de purpurina.