La tienda del Passeig de Gràcia en Barcelona

Tienda de Barcelona

La tienda de Barcelona se fue modelando a medida en que se ampliaba la superficie de venta. El edificio de Passeig de Gràcia donde se encontraba está catalogado y forma parte del Patrimonio Arquitectónico de la ciudad de Barcelona. Fue proyectado en el año 1899 por el arquitecto Antoni Rovira i Rabassa, y perteneció al pintor Ramón Casas.

En torno a los años cincuenta, el piso principal estuvo ocupado por la firma de alta costura Asunción Bastida.

Una de las ampliaciones más interesantes se produjo en el año 1985 con la anexión del piso principal del edificio. A través de ese mismo espacio, se encontraba la sección de muebles y se accedía a la terraza interior de uno de los patios más bonitos del Eixample barcelonés.

Desde allí se puede admirar con todo detalle la fachada posterior de la Pedrera de Gaudí, situada en la misma manzana.

Las zonas que en su día se destinaban a almacén, con los años se transformaron en espacios para la venta con acceso por distintas calles.

Desde 1973, Vinçon Barcelona contó con La Sala Vinçon, una galería de arte especializada en temas de diseño gráfico e industrial.

El hecho de que la tienda de Barcelona estuviese ubicada en un edificio protegido por su arquitectura no supuso un problema. Una adecuada y respetuosa utilización y conservación permitió que lo que en su día fuese una vivienda después pudo ser reutilizada para exponer los productos de Vinçon.

La tienda tratada toda ella como un escaparate para que pasear por ella se convirtiera en una experiencia diferente a la que se tiene, por ejemplo, en unos grandes almacenes.



Utilizamos "cookies" para ofrecerle un mejor servicio. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Más información
X