Neveras picnic

Configurar sentido ascendente
Configurar sentido ascendente

Sobre Neveras picnic

Creemos que nadie tiene neveras portátiles para organizar una comida en la playa o en el monte pero resulta que las tenemos todos.

Grandes, pequeñas, medianas o muy grandes o un surtido que las incluye todas.

La nevera de picnic es la mejor opción para salir al aire libre en familia o con los amigos y comer en un bosque sin encender fuego ni transportar fogones de gas.

Las más pequeñas se usan en la actualidad para la comida de mucha gente que trabaja y que no quiere gastar en un menú o para los niños, cuando salen de excursión con la escuela.

En los modelos de mayor tamaño podemos transportar contenedores herméticos para los distintos platos de la comida dominical en el bosquecillo que hemos mencionado. La ensalada, los insustituibles macarrones de mamá, las escalopas, la merluza hervida de la hija mayor –la que quiere adelgazar- y la fruta. La bebida la llevamos en otra nevera o la compramos fresca y entre lo uno y lo otro vestimos de fiesta un domingo cualquiera en un lugar cualquiera.

Para que las neveras enfríen usamos las llamadas baterías de frío, recipientes de material plástico que han sido rellenados en origen con un líquido que se congela en casa y que mantiene la nevera de picnic a la temperatura necesaria para la conservación de los alimentos que contiene.

Estas neveras también sirven para comer en casa de los suegros llevando el primer plato o el segundo o el postre.

O para la verbena con los vecinos, en la azotea de la casa.
Utilizamos "cookies" para ofrecerle un mejor servicio. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Más información
X